El Efecto Streisand y sus consecuencias

Publicado el 27 de agosto, 2014

El común de la gente detesta someterse a las reglas, a las prohibiciones, y en general al monosílabo NO. El hecho de darles una negativa en vez de aplacar sus intenciones a hacer o dejar de hacer algo las reaviva aún más, se provoca un tipo de rebeldía hacia las cosas o aspectos prohibidos para cierta persona divulgado a través de las redes sociales.

barbra_streisand

La cantante, Barbra Streisand

Esta acción, en el mundo de la fama se ha venido a llamar el efecto Streisand, término que fue acuñado por Mike Masnick, el fundador del sitio web Techdirt, en 2005, por una demanda que interpuso la cantante Barbra Streisand contra el fotógrafo Kenneth Adelman.

Aldeman había documentado la costa de California y en una de las imágenes aparecía la casa de Streisand en la cima de una loma de Malibú.

El veredicto no favoreció a la cantante. No sólo eso: según los documentos presentados en la corte, hasta que el caso llegó a los tribunales, la foto que le molestaba a Streisand había sido descargada apenas seis veces.

Sin embargo, gracias a la publicidad que generó el pleito, el sitio que había publicado las imágenes empezó a recibir 420.000 visitas al mes.

Desde ese entonces en el mundo de la fama y en otros sectores de la sociedad, el uso de las redes sociales ha impulsado la propagación del efecto Streisand.

Famosos y el efecto Streisand

En febrero del 2013, el sitio web Buzzfeed publicó una selección de los momentos “más feroces u osados” de Beyonce cuando cantó en el Superbowl, burlándose de las expresiones faciales de la cantante.

Aparentemente, el publicista de la superestrella contactó a Buzzfeed para pedir que retiraran siete de las fotos “menos favorecedoras”. El sitio respondió publicando precisamente esa selección bajo el título: “Las fotos ‘poco favorecedoras’ que el publicista de Beyonce no quiere que usted vea”. La exposición de esas fotos se multiplicó.

Pero no solo en temas de privacidad se provoca el efecto Streisand.

El pasado año, la hermana de la duquesa de Cambridge, Pippa Middleton, quien era conocida como gurú de estilo de vida, fue víctima de una parodia en twitter que ridiculizaban sus consejos, como: “Para evitar perderse, consulte un mapa” y “Una fiesta sin gente no es muy divertida”. Los seguidores de la parodia en Twitter aumentaron.

streisand_beyonce_arriba

La salvaje pose de Beyonce Fuente: Bbc.co.uk

Efecto Streisand en desconocidos

Pero el efecto Streisand también se genera en personas alejadas del mundo de la fama, tal es el caso de Martha Payne, una niña de 9 años, que tomó fotos de la comida que le daban en el colegio y las publicó en un blog en el que las calificaba con una escala de 0 a 10. Hecho que provocó la reacción de autoridades del condado de escocés quienes le prohibieron divulgar las fotografías, sin embargo, su familia logró revertir la prohibición y las fotos tuvieron mucha publicidad. Hasta el momento, el blog ha tenido más de 10 millones de visitas y Martha ha recaudado más de US$220.000 para obras caritativas.

Efecto Streisand en Tecnología

El efecto Streisand también llegó al campo de la tecnología el 1 dfe mayo de 2007 con respecto a la información sobre la clave de cifrado AACS.

El portal de noticias Digg comenzó a eliminar información sobre la clave de cifrado AACS, así como a expulsar a los usuarios que enviaban información al respecto. Durante las horas siguientes, los usuarios, enfadados con el intento de censura, comenzaron a enviar y apoyar miles de noticias de crítica o que incluían la polémica clave hexadecimal. Finalmente, y tras unas horas en las que se vio que era inútil intentar frenar la expansión del código, los administradores de Digg se dieron por vencidos, y claudicaron ante la desobediencia civil que habían provocado. En respuesta al intento de censura del portal de noticias, el código se difundió inmediatamente en miles de blogs, camisetas e incluso en los principales medios de comunicación del mundo. De nuevo, una información en un principio poco conocida se convirtió, según algunos, en el número más famoso de internet.

Las consecuencias del efecto Streisand

Esta son claras muestras de que las prohibiciones o la negativa estimulan más a la curiosidad de la gente a ver y a propagar la información que otros se esfuerzan en esconder o tapar. Si bien para muchos puede ser un momento divertido o distractivo al ver fotos graciosas de los famosos, o enterarse de las particularidades de la vida de alguien, u otro tipo de situaciones, los que la pasan mal son las personas objeto de estos mensajes. Sean famosos o no, buenas o malas personas, los que son objeto del efecto Streisand son las que pagan los platos rotos.

¿Cómo evitar generar el efecto Streisand?

Una de las las mejores alternativas es la psicología inversa. No funciona para todos, pero sí logra incidir en los más rebeldes o las personas con egos sensibles. En el caso de la farándula, como se vio en los casos de los famosos el hecho de solicitar que retiren fotos (Beyonce) o mensajes de la web (Pippa Midleton) atrajo aún más visitas, en tanto el solo hecho de ignorar la divulgación de su información habría logrado menos atención del público hasta quedar en el olvido en poco tiempo.

Hay un sinnúmero de personas que se dedican a propagar la información que otros no quieren que se vea, sólo porque la quieren esconder.

El llegar a instancias legales, como lo hizo Barbra, es una prueba más de que con esta acción no solo se puede perder tiempo y dinero sino que atrae aún más la atención de los medios.

Entonces, mejor pensar dos veces antes de prohibir o denunciar un mensaje, se puede ocasionar el efecto rebote.

Vía: Bbc.co.uk