Estados Unidos dice que los ordenadores de Google pueden considerarse conductores

Publicado el 15 de febrero, 2016

google autoLos reguladores de seguridad de los vehículos estadounidenses han dicho que el sistema de inteligencia artificial que pilota los coches autónomos de Google podría considerarse un conductor por la ley federal. Un paso importante para lograr que los coches sin conductor acaben recorriendo las carreteras.

La Agencia Nacional de Seguridad de Tráfico en Carretera de los Estados Unidos (NHTSA) informó a Google, que es una parte de la empresa Alphabet, de su decisión, en respuesta a una carta que la compañía envió a la Agencia.

El pasado 12 de noviembre Google presentó a su coche autónomo con un diseño que “no tiene ninguna necesidad de un conductor humano”, según explicó el asesor principal de la Agencia que decía la carta de Google.

Estamos de acuerdo en que el coche de Google no tendrá un conductor en el sentido tradicional que los vehículos han tenido los conductores durante los últimos cien años”, explica la NHTSA.

Los fabricantes

Los principales fabricantes de automóviles y empresas de tecnología están actualmente compitiendo para desarrollar y comercializar vehículos autónomos. Todos los participantes en la carrera por la auto-conducción se quejan de que las normas de seguridad estatales y federales están impidiendo la realización de pruebas y el eventual despliegue de estos vehículos. California, por su parte, ha propuesto un proyecto de normas que requieren que un conductor con licencia atienda al volante de los coches autónomos.

Si la inteligencia artificial del coche es el conductor a efectos legales, se estaría despejando el camino para que Google o los fabricantes de automóviles diseñasen sistemas en el vehículo que se comuniquen directamente con el piloto automático.

Obstáculos legales

En su respuesta a Google, la agencia federal ofreció su mapa más completo hasta ahora de los obstáculos legales para poner vehículos completamente autónomos en la carretera. Se tomó nota de que las regulaciones existentes requieren algunos equipos de seguridad en los automóviles a los que no se puede renunciar de inmediato, incluyendo los requisitos para los sistemas de frenos activados por control de pie.

La siguiente pregunta es si (y cómo) Google podría certificar que el sistema de conducción autónoma cumple con un estándar desarrollado y diseñado para aplicarse a un vehículo con un conductor humano”, dijo la NHTSA.

Google está “evaluando todavía” la larga respuesta de la NHTSA, según dijo un portavoz de la compañía este martes. Los ejecutivos de Google han dicho que probablemente se asociarán con fabricantes de automóviles establecidos para construir sus vehículos autónomos.

Fuente: Elmundo.es