La extraordinaria historia del internet submarino

Publicado el 29 de julio, 2014

mapa nuevo

El cableado submarino ha estado en uso desde la década de 1840. En un inicio, los cables fueron diseñados para enviar telegramas transatlánticos, y luego éste se desarrolló para realizar llamadas telefónicas y faxes. Hoy en día, la región de 200 cables de fibra óptica se constituye en una red submarina que transporta los datos de Internet en todo el mundo, transportando más de 95% del tráfico de voz y datos transoceánicos.

Desde los días de la guerra fría –época del espionaje, los cables de comunicación submarinos se han multiplicado de forma exponencial en todo el mundo. Según los datos publicados por TeleGeography, firma de investigación de mercados y líder en telecomunicaciones, hay 277 cables de fibra óptica submarinos en el mundo hoy. Estos cables llevan el 99% de todas las comunicaciones internacionales, incluyendo el Internet y el tráfico de las telecomunicaciones. Abarcan un total de 986.543 kilometros, y cada día transporta una cantidad de datos equivalente a varios cientos de Bibliotecas del Congreso de Estados Unidos. Esta expansión masiva de la comunicación en todo el mundo ha obligado a que los métodos de vigilancia se adapten y evolucionen.

Contra el espionaje

Más del 80% de los datos internacionales de fibra óptica de América Latina siguen actualmente rutas a través de los Estados Unidos, lo que significa que incluso la legislación aprobada en otras naciones sería en gran medida impotente para detener la recopilación intrusiva de datos hechas por el gobierno. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff anunció que planea para febrero próximo invertir $ 185.000.000 en un nuevo cable de fibra óptica transatlántico que une su país a la UE, según dice para “garantizar la neutralidad” del tráfico de Internet Brasilero eludiendo el suelo estadounidense; aún no está claro cómo los cables van a ser protegidos del contacto estadounidense o británico.

La lucha de la batalla para colocar internet en las manos de la gente sigue, con proyectos como el Outernet que tratan de garantizar la libertad de la influencia corporativa y política, y la creación de una web que no discrimine, e incluso los defensores de la neutralidad de Internet van aún más lejos, y desean codificar los valores de apertura en la que en la que Internet fue fundada a un principio.

Lo qué depara el futuro para el Internet y su impacto a largo plazo en el mundo, es incierto, pero es fácil reconocer que su forma física y conceptual juega, y vendrá a jugar, un papel muy importante y diversa en la vida de muchos, articulando fundamentalmente las acciones y decisiones de  innumerables individuos, corporaciones e instituciones que están dando forma a lo que la red es hoy en día y lo que pretende llegar a ser.

Los cables submarinos

 

Lee el artículo completo en builtvisible.com»

Fuente:  Builtvisible.com