Gmail blinda a los usuarios frente a las estafas

Publicado el 11 de febrero, 2016

gmail-autocompleteTras el Día de Internet Seguro, donde Google regaló 2 GB de espacio extra en Drive, en esta ocasión le ha tocado el turno al servicio de correo electrónico. Gmail empezará a ofrecer una mayor protección a los usuarios, centrándose especialmente en evitar las estafas que aprovechan la suplantación de la identidad para engañar al destinatario.

Por un lado, Google ha decidido mejorar la encriptación en Gmail. Los correos electrónicos comenzarán a venir acompañados de un icono que indicará si el remitente de un correo dispone de la opción de la encriptación.

Encriptación

El correo de Google, ofrece la posibilidad de utilizar la encriptación de TLS (Transport Layer Security). Esta encriptación viene activada por defecto en Gmail, pero no todos los proveedores de correo electrónico disponen de esta misma opción, y de ahí que Google haya decidido empezar a alertar a los usuarios para que eviten compartir información confidencial sin esta protección de por medio.

El aviso se mostrará tanto a la hora de escribir un correo electrónico, en el caso de que alguno de los destinatarios utilice un proveedor sin encriptación, como a la hora de recibir correos por parte de un remitente cuyo proveedor no es compatible con la encriptación. En ambos casos, Google recomendará a los usuarios “eliminar la dirección de correo del destinatario sin encriptación o remover cualquier información confidencial del mensaje”.

Por otra parte, la segunda novedad de cara a proteger a los usuarios frente a las estafas de Gmail pasa por un aviso que acompañará a los correos electrónicos en los que no sea posible verificar la identidad del remitente. De esta forma, si el usuario recibe -por ejemplo- un correo electrónico de alguien haciéndose pasar por su banco, la imagen de perfil del remitente estará acompañada de un icono de una interrogación (“?”) de color rojo: si la dirección del remitente está confirmada, la imagen de perfil aparecerá con normalidad.

Fuente: Computerhoy.com